1 de diciembre de 2009

PRODUCTOS ECOLÓGICOS O CONVENCIONALES, ¿CUÁLES SON MÁS CAROS?

Por ECOticias.com / Red / Agencias, 28/11/2009

No es cierto que los productos ecológicos sean más caros que los convencionales. Esta afirmación se basa en los resultados que, mes tras mes, se derivan del observatorio de precios que tiene puesto en marcha la asociación, que establece una comparación entre los precios de frutas y verduras de tres grandes cadenas comerciales instauradas en la comarca y los establecidos por los productores en los mercados ecológicos de Pizarra, Alhaurín el Grande, Cártama y Coín.

El estudio comparativo revela variaciones de casi un 200% en productos como la naranja navalina (hasta 2.50€ en convencional y 0,95€ en ecológico) o de un 100% en casos como los limones (1.91€ en convencional y 0,84 en ecológico) o los tomates para ensalada (hasta 2,25€ en convencional y 1.40€ en ecológico).
En ninguno de los casos analizados (todos ellos productos de gran salida en el mercado), el precio del producto ecológico ha estado por encima del precio del producto convencional.


Como en otras ocasiones, el observatorio viene a poner el acento sobre la menor fluctuación de los precios de frutas y verduras a lo largo de la campaña en el caso de los productos ecológicos frente a las grandes variaciones que sufren esos mismos precios en las cadenas comerciales estudiadas. Este hecho está relacionado con la dependencia que las grandes cadenas comerciales tienen de las grandes cadenas de distribución y, por tanto, de las fluctuaciones de los precios en los mercados globales, más sometidos a influencias políticas, internacionales y de macroeconomía.
Frente a esta gran fluctuación, los mercados ecológicos mantienen más estables sus precios gracias a la venta directa por parte del productor, eliminando pasos intermedios entre productor y consumidor y, por tanto, estabilizando los precios y haciéndolos más económicos.

Calidad
Además de la ventaja económica que supone el consumo de productos ecológicos, hay que añadir la calidad tanto nutricional como sensorial de estos productos, ya que para su producción no se usan sustancias químicas y, por otro lado, son productos frescos que el consumidor adquiere pocas horas después de su recogida. Por otro lado, la no utilización de productos químicos contribuye a la mejora de la calidad medioambiental del territorio, con lo que la agricultura ecológica se erige en un pilar básico para el desarrollo sostenible de los territorios rurales.

1 comentario:

  1. EMHO, no se pueden comparar los precios de un producto (sea ecológico sea convencional) distribuido/vendido por una cadena multinacional de supermercados con el mismo producto distribuido por una pequeña empresa local. En el primer caso diría que el precio de venta final no tiene absolutamente NADA que ver con los costes reales de produción y distribución, a TODO que ver con políticas de todo tipo y con la especulación y con estratégias comerciales. Mientras que un productor pequeño, lo único que puede hacer es calcular sus costes y añadir un pequeño margen.
    En general, (y si las demás circunstancias son iguales) los productos ecológicos sí son más caros que los convencionales por que hay que usar más mano de obra, en vez de productos químicos nocivos. En realidad a largo plazo el precio será lo mismo porque lo que no pagamos ahora en Euros por un producto convencional lo pagarán las generaciones venideras cuando tendrán que pagar por limpiar / descontaminar el medio ambiente que estamos descuidando y destrozando ahora.

    ResponderEliminar